Etiquetas

, ,

 

 

 

 

El conocimiento o entendimiento de una situación, de un fenómeno, de una emoción, esto incluye la creación de cosas nuevas, libros, arte, ideas, en la vida tiene un procedimiento o forma de suceder que es circular y entrelazado como la imagen de arriba. Es como una tela de araña, un red. No sé si la mejor palabra es circular, pero mis palabras se quedan cortas como siempre. Explico. No se acumula linealmente ni de manera secuencial, es decir, no es sólo un viejo recuerdo o situación que se activa en tu cabeza y tratas de entenderlo hoy, es “algo” diferente, nuevo, una conexión nueva, que surge de manera espontánea (como un chispazo conectivo) de algún punto de tu memoria, de tu cuerpo, de tu alma, de las conexiones que tienes con ese hecho, muchas conexiones de tiempos y espacios diferentes, no sujetos al pasado, presente y futuro sino es como si todos los tiempos se dieran hoy, en el momento de la “iluminación”.

En antropología decimos que la investigación es como un “círculo”, cuando estás indagando sobre un fenómeno comienzas por lo que crees es el principio y cuando ya casi vas terminando tienes que regresar al punto donde empezó todo. El proceso creativo, por ejemplo, escribir una novela, es también así, generalmente cuando ya terminas tienes que retrabajar el inicio de la historia. Imagino que es como si al comenzar fueras una persona y al terminar eres otra, entonces toca adaptar el inicio porque parecerá escrito por alguien más. Incluso podría decir que el amor también sigue el mismo caminito, al separarte de alguien no entiendes nada, casi nadie entiende, sino hasta después.

Creo que tiene que ver con que en el mismo proceso creativo se da una transformación del creador, adquieres y pierdes cosas que te identifican, pero no eres el mismo, haz cambiado, lo que creaste o entendiste nuevo te cambio. Nunca más volverás a ser el mismo y menos mal añadiría yo. Pensaba en algunos comentarios que han subido lectores donde dicen cosas por ejemplo “luego de dos años apenas estoy ENTENDIENDO lo que me pasó” y mi mente lo conectó con esto que les refiero hoy.

Ayer escribiendo uno de los capítulos de nuestro libro también reflexionaba la forma en que conocimientos que te llegan en un momento dado de la vida pasan desapercibidos, es como si estuvieras ciego, sordo, y años después los rescatas de algún rincón de tu vida o regresan a ti del mundo exterior para entender la situación que pasa hoy, una incógnita nueva o vieja que solucionas hoy. Es como cuando te echan un chiste y te ríes dos horas después al conectar el sentido de lo antes escuchado.

El otro efecto que recuerdo de mi carrera es el efecto de la dona (donuts), lo describo, la dona tiene un agujero en el medio, entonces es como si lo que conoces y entiendes de la vida fuera la dona completa su circunferencia total y el agujero es lo que no entiendes ni conoces. Entonces al aumentar tus conocimientos la dona crece y el agujero también crece proporcionalmente, es decir, que mientras más sabes, más grande es lo que no sabes ni entiendes… una paradoja me pregunto… quizás…

¿Ustedes qué piensan al respecto, qué les ha pasado similar?

Abrazos

Anuncios