Etiquetas

, , , , , , ,

 

He notado que muchas mujeres andan en la red buscando cómo atraer al sexo opuesto. Quise hacer un experimento basado en los famosos principios de Sherry Argov (su libro Por qué los hombres aman a las cabronas):  hacerme una lista propia de lo que yo creo que atrae a los hombres según mis experiencias personales. A ver qué sale, es buen consejo, crea los tuyos y mándamelos. Comparemos y lleguemos a una sola lista a ver qué pasa, ¡seguro una revelación interesante!

UNO. Los hombres se sienten atraídos por mujeres que sonríen con o sin razones.

La risa es de las cosas más contagiosas, cuando uno convive y tiene cerca a alguien que ríe y disfruta la vida, uno se contagia. ¿A quién no le gusta que le contagien la risa? Una buena sonrisa que sale de adentro del alma, no una fingida, sino LA GENUINA, ¡eso es un gancho de atracción irresistible! Para sonreír genuinamente hay que sentirse cómoda con lo que uno es. No es un asunto físico (¡sí… tengo ojos bonitos y cara hermosa y eso me gusta!), más bien es espiritual, emocional, energético. La gente alegre vibra en una frecuencia diferente, más alta, es la misma frecuencia a la que vibra el Universo, la naturaleza, la vida en general. Por ende, lo que tenga que ver con la risa es percibido como algo REVITALIZANTE, con vida y adquiere no sólo la belleza de la naturaleza sino que es capaz de producir los mismos efectos que ella tiene sobre la persona que la percibe. La naturaleza cura. Nadie duda eso. Por ende quien sonríe ante los ojos de un prospecto masculino produce un efecto curativo en él. El 100% de los hombres quieren sentirse mejor, más sanos, más vivos, más alegres. Si hablas un segundo con alguien que sonríe comprobarás su maravillosa singularidad, no buscarás a otra persona, comenzarás a conectarte con esa persona porque te sentirás diferente, mejor. Él sabe que cuando estén en la cama, ella seguirá sonriendo.

UNO. A los hombres les gustan las mujeres que tiene una actitud optimista.

Las mujeres que utilizan un lenguaje que trasmita que pueden renunciar mañana a sus deseos más íntimos y profundos no son atractivas. Al contrario, los hombres se sienten inexplicablemente atraídos por las chicas con una convicción interna poderosa, que les indica que tienen un conocimiento profundo y muy sencillo sobre la vida basado en una verdad irrevocable: “ella obtendrá TODO lo que necesita, desea y quiere”. No dicen cosas como: “a mí siempre me sale mal”, “!Ley de Murphy!, si algo puede salir mal, saldrá” o “Con la mala suerte que tengo, seguro que las cosas no saldrán bien”. La otra condición es que por mucho que un hombre intente convencer a esa chica optimista de que hay razones suficientes para no ser optimista, ella responderá con una frase contundente como: “Tengo la certeza de crear esto para mí y sé que funcionará, no tengo ni la menor duda”. Tal vez él le diga: “Parece que vives en otro mundo”, y ella le conteste: “En mi mundo las cosas no se funcionan con razones sino con intuiciones, no pienso en que no saldrá lo que deseo porque sé que saldrá así que sólo pienso en eso”. Estas mujeres poseen un aura natural que es muy fuerte y que no hay nada en este mundo que pueda romper su conexión con la vida, con la intuición que tienen, con la energía del universo que todo lo da y que es abundante. Por esta razón siempre consiguen lo que quieren y tienen éxito porque la fuente de donde proviene su energía es infinita. Ella estará siempre dispuesta a aprender técnicas nuevas para hacer el amor, le gusta aprender y siempre lo logra, hacer más y más cosas que a él lo vuelvan loco de pasión.

UNO. A los hombres les seducen las mujeres que no tienen miedos que las paralizan.

Si un hombre, que probablemente si tiene miedos que lo paralizan, le dice a esta chica que mire de una forma realista el mundo, “que es aterrador, que la delincuencia ha crecido…. Que el desempleo y así”, ella seguiré conectada a su saber interior. Si él está dispuesto a escucharla, ella igual de confiada que siempre, le dirá que tantas personas vive una vida de escasez y miedos porque confían en sus egos para cumplir sus deseos. Le dirá también que la vida es muy sencilla, “quien está conectado con el Universo siempre tendrá todo”. Es una chica que cree en las sincronías y no en las casualidades, ella crea el mundo en el que vive no se atiene al mundo que los otros quieren sino que tiene el suyo propio, inmenso y pacífico, lleno de sabiduría. En su mente y en su alma sabe que todo está conectado, así que abrirá los brazos para recibir a un hombre que piense y sienta igual, que vibre en su propia frecuencia, libre de miedos que paralizan. Los hombres no resistirán esa actitud se sentirán inmensamente atraídos por esa chica que los conduce a un nuevo mundo lleno siempre de posibilidades. El chico que es tan sencillo y alegre como esta chica verá lo sagrado de su posible relación antes de que ella haya abierto su boca, el que no está conectado con el Universo sentirá una paz inmediata y querrá vivir con ella el resto de sus días. Ella no le teme a lo nuevo ni siquiera en estando con él en la alcoba, él lo sabe por su actitud y se enciende de pasión.

UNO. Los hombres se sienten irremediablemente enamorados por mujeres que no intentan tener la razón en todas las pláticas.

Las chicas más atractivas para los hombres son las que no gastan energía en debates, frustraciones ni discusiones. Ellas saben lo que saben y no tiene que demostrarle a nadie su sabiduría porque esa sabiduría no está en el contenido de su mente por tanto el ego no la usa para agredir a otros o para tener la razón. Su sabiduría es intuitiva, de una inteligencia que va más allá de la astucia o el intelecto, es una profunda conexión con todo su ser, con la magia que mueve el cosmos y el microcosmos. No tiene que luchar por su punto de vista porque sabe que su punto de vista es tan sólo un punto de vista no es tan importante ni hay que tomárselo tan en serio como para pelearse con alguien, y menos si ese chico le gusta, es su novio o es un posible candidato a pareja. Ella se quedará pacífica, respirando tranquila si una persona se pone terca en que tiene la razón y ella no, incluso si es el chico en cuestión. Estará tan presente, consciente, y tan conectada con su paz interior que no dejará que alguien la destruya, porque sabe que es imposible nada puede destruirla. Por eso confía en ella y sus actos siempre fluyen armoniosamente. Si en algún momento tiene que actuar enérgicamente para defenderse lo hará, contundente, pero no será una reacción superficial de su ego sino una convicción que surge naturalmente de su Yo superior, su tranquilidad. Para ella la conversación con el ser amado o posible candidato es más importante en tanto relación amorosa y de paz con otro ser humano que como medio para demostrar que es superior o que sabe más. Una actitud así de cooperación y respeto es más atractiva y seductora que una que vive “en el combate”. Ella no estará a punto de tener una escena romántica y diciéndole como aviso de precaución: “ayer noté que no sabes cómo tocarme bien, a ver si aprendes ¿no?”. Ella no tiene actitud de combate en la cama como otras mujeres, sabe que los amantes no entienden sobre la razón porque la pasión no está hecha de razones.

UNO. A los hombres les resultan irresistibles las chicas que se encuentran siempre en un estado de gratitud frente a la vida.

Él se sorprende y se deja seducir por esa chica que siempre agradece todo lo que le pasa, incluso cuando a sus ojos masculinos lo sucedido parece un obstáculo. Él reniega del mal servicio mientras ella sólo dice: “No importa que no traigan la cuenta rápido así esta maravillosa cena dura más y podremos conversar más tiempo”. Cuando él trate de convencerla de que ir a donde sus padres, los de él, no es una buena idea, “son unos frustrados y ¡qué horror! siempre se quejan de todo”, ella le dirá con amor: “Convivir con tus padres y que logremos verle el lado positivo y amable a la situación es una buena lección de vida, una vez obtenida esa paz inquebrantable ya no habrá nada que te pueda causarnos angustia”. Esa actitud que ve el vaso medio lleno en vez del vaso medio vacío es contagiosa, apasionante, seductora. Cuando alguien es agradecido con otra persona, siempre esa actitud se regresa en forma de más oportunidades, ella lo sabe bien. Siempre da, da, da y nunca dejará de hacerlo, porque da porque le nace y se desprende de los resultados. Mágicamente sus actitudes siempre regresan a ella (y a quién esté con ella) en forma de beneficios “inesperados”. Todos quieren estar cerca de ella y contagiarse de su estado constante de gratitud. Cuando todo agradeces la pasión es el motor de tu vida y eso se refleja en todos los aspectos, incluso en las relaciones sexuales.

UNO. Los hombres deliran por las chicas que se asombran ante la vida y las cosas que pasan.

Ella vive en un estado de asombro, las cosas le maravillan, siempre ve algo nuevo y apasionante en todo lo que le pasa, en todo lo que mira, conoce, siente. Nunca se queja, porque hasta en las situaciones más nefastas algo encuentra de asombroso y revelador. Si llueve disfruta aunque se moje, si hace sol sale a dar un paseo y a admirar el parque más cercano, le fascina la naturaleza. Aunque conoce a su amigo hace 10 años descubre algo asombroso en esa persona todos los días. La belleza de la vida está dentro de sus ojos por eso cada cosa o persona que ve es bella. Los hombres deliran por esta chica porque saben que aunque estén viejitos ella siempre los verá hermosos, porque siempre lo invita a conectarse con la naturaleza y a él eso le da paz, porque es creativa y sus inventos cotidianos no dejan que él se aburra ni se obsesione con el trabajo. El desea volver a ella y a su compañía a cada instante, porque ella le contagia la capacidad de asombrarse siempre. De mirar al mundo con los ojos de un niño curioso. Ella le apasiona, porque es creativa en su vida y en la cama, porque así como disfruta del sexo, disfruta de conversar con él sobre las plantitas nuevas que sembró. Para ella todo es asombroso, nuevo, “fértil”.

UNO. Los hombres adoran a las mujeres que están siempre en contacto con su esencia infinita.

Los hombres sienten delirio y fascinación por estas mujeres, ellas no temen a la muerte, porque saben que nunca morirán, aunque su cuerpo muera ellas siempre seguirán, porque la muerte en una transición así como lo es el nacimiento, la pubertad, etc. Estas chicas consideran y tienen en cuenta que existe una energía invisible de la cual está hecho todo su ser. No se sienten separadas de los demás seres humanos porque saben que a TODOS nos une esta energía, así como también dicha energía la une a ella con lo que desea para sí misma, lo que quiere atraer. Sabe que su conexión es invisible, pero a pesar de ello nunca la pone en duda. El chico que la mira, la corteja y disfruta de su compañía se siente atraído por su actitud de confianza en la vida, en esa energía espiritual, interior e invisible. Estas mujeres nunca dudan de que las cosas que quieren se materializarán y cuando hable con su chico o candidato a pareja se lo hará saber con acciones no con palabras. Ella vive como si todo lo que quiere ya hubiera ocurrido y lo estuviera disfrutando en este mismo instante, en el presente. Los chicos notarán que ella tiene confianza en sí misma y vive el sexo y su cuerpo de manera espontánea, siempre sabiendo que el encuentro sexual con alguien que se ama es sagrado y una fuente también de la energía que todo lo une, que todo lo mantiene en movimiento y vivo.

UNO. Los hombres se sienten conectados de manera fuerte a las mujeres que viven inspiradas.

Estas chicas súper atractivas viven más en el espíritu que en las formas físicas. Ellas saben que el cuerpo, los pensamientos e incluso las emociones son materia, existen de manera física. A ellas les interesa más el espíritu, siempre están inspiradas e inspiran a los demás. No sienten un delirio por abarrotar su cerebro de información, estar todo el tiempo leyendo los periódicos o quejándose de la política global, son responsables socialmente pero saben que quejándose del estado de la economía no lograrán sino atraer energías de vibración baja a su vida, al de su pareja y al resto de la humanidad. Tienen una conexión fuerte con su propósito de vida, saben a qué vinieron, por qué están aquí, y todo lo que dicen, hacen, piensan y sienten está en armonía con su destino. Cuando no saben bien qué quieren hacer y su destino no les es tan claro, simplemente dejan que su yo verdadero salga, fluya, se manifieste y esperan con calma, alegres a que la vida les revele su destino. Aún no sabiendo para qué están aquí sonríen porque en el fondo de su ser saben que el Ser Supremo, la energía universal, la mente grande, Dios sí sabe cuál es su destino y ella podrá interiorizarlo en el momento apropiado. Tienen una actitud de confianza y se dedican a vivir su propósito o la revelación del mismo. Los hombres se inspiran con su actitud, se sienten conectados, vivos, y también se contagian de ese buena vibra, en todo momento incluso cuando se sienten prendidos, fogosos, y quieren practicar lo último que leyeron sobre el sexo tántrico y las posturas más raras del Kama Sutra.

UNO. Los hombres simplemente alucinan de amor ante una chica de espíritu “verde”.

Ella le enseñará cómo ahorrar agua, luz, como separar la basura, estará siempre consciente de que lo que conforma nuestro cuerpo y le da vida es la misma energía y materiales físicos de la tierra y de la naturaleza. Él se siente orgulloso de ella, de que colabora por el bienestar del planeta y se ocupa en vez de preocuparse todo el tiempo sin hacer nada. Cuando la abrace en una fiesta, él siempre tendrá palabras de orgullo y de admiración para con ella, querrá unirse a todas su actividades por el medio ambiente. Estar con ella y compartir su amor por la tierra lo hace sentirse mejor ser humano y ciudadano, ambos comparten su fascinación por el resto de los seres vivos. No hay nada más sexy que una buena caminata en un parque lleno de plantas, al regresar a casa toda esa energía salvaje, natural, espontánea que sintieron durante su día juntos en medio de Mamá Natura les llena y los acerca, se acarician, meditan juntos, se tocan y disfrutan de los besos apasionados durante horas sin llegar a la penetración. No tienen apuros, saben que los besos y el resto del cuerpo son tan sensibles sexualmente como los órganos genitales. Ellos simplemente se disfrutan mutuamente tanto como cuando siembran, juntos, un árbol para las generaciones futuras. Coquetean un poquito y de momento parece que estuvieran visualizando a sus futuros hijos mientras los llevan al parque. Todo eso les da una paz que comparten y que a su chico le atrae, seduce y fascina.

UNO. Los hombres aman a las mujeres libres.

La libertad es un don. Las mujeres que saben ser libres y ejercitar su capacidad de libertad son muy atractivas para cualquier hombre. Una mujer libre es aquella que sabe poner límites y que logra reconocer dónde está la delgada línea que separa su bondad hacia los demás del abuso de los otros. También entiende que los límites que se ponen para los demás deben empezar “por casa”, por el trato amable y repetuoso con que se trata a ella misma y trata a sus familiares, vecinos, amigos y pareja. Ser libre es respetar la libertad del otro sin pasar sobre la libertad propia. Cuando un hombre conoce a una mujer con estas características se siente respetado, amado sanamente y con un lugar especial en la vida de su pretendiente, novia, pareja o esposa. No querrá perderla y su presencia en su vida le enseñará las cosas sencillas y valiosas de estar vivo, así mismo querrá enseñarle a ella como se ama en libertad. La libertad es amor y el amor no es lo contrario del odio como todos creen, el amor es opuesto al miedo. Por eso Ella, la mujer libre, no deja que el miedo maneje sus acciones y pensamientos. Sabe aquietar su mente, observar qué de todo lo que piensa es positivo y le permite crecer y cuando tien pensamientos reiterativos y negativos hace “limpieza interna”, trasmuta lo oscuro en luz. No confunde la libertad con el libertinaje. Ella defiende su libertad, no se somete a ninguna persona porque en el sometimiento se pierde la autoestima. Quiere y fomenta relaciones equitativas con todas las personas que le rodean sin juzgar a nadie ni pretenderse superior o inferior a otro ser humano. Es justa en sus acciones, tiene valores basados en el respeto, la cooperación y la convivencia. Es capaz de razonar antes de actuar, pero también le hace caso a su intuición. Frente a situaciones conflictivas busca la justicia, el equilibrio y también ser honesta consigo misma. Puede comunicar a su chico lo que siente y el porqué de sus actitud buscando en el diálogo mutuo y respetuoso un punto medio, una trato, un acuerdo. Lo mejor de estar con una chica así es la paz que trasmite su compañía. Cualquier hombre inteligente sabrá reconocer la maravilla que representa compartir el libre albeldrío humano. (A petición de una de mis lectoras: Marüz.)
Nota explicativa: Si notas que cada principio tiene un número UNO adelante, no es error, es que en este mundo todo pasa junto, unificado, la unidad es esa, todo en el número 1. No hay “principios”, sólo hay un SOLO PRINCIPIO el de la vida inmensa, unida, maravillosa que todos compartimos: LA FUENTE INAGOTABLE DE LA VIDA.
Con amor,
T.R.
Artículos relacionados:
Anuncios