Etiquetas

LA FAMILIA SAVAGE

(The Savages, USA, 2007)

Ganadora de dos premios Independent Spirit Award, mejor actor (Philip Seymour Hoffman) y mejor guión. Película escrita y dirigida por Tamara Jenkins. Los actores estrellas son Philip Seymour Hoffman (Capote) como Jon Savage y Laura Linney como Wendy Savage.

Dos hermanos, distanciados, que sin previo aviso tienen que lidiar con la demencia senil de su padre a quien no ven en años. La unión familiar no existe, cada miembro hace su vida al margen de los otros y sus experiencias pasadas juntos sólo son un recuerdo de abandono y maltrato compartido. Una madre ausente. Ambos hermanos tendrán que solucionar qué hacer con su padre enfermo y a medida que la solución surge también tendrán que limar asperezas, sanar viejas heridas y reaccionar a su presente.

Es una película sobre la madurez, sobre qué sucede cuando no la tienes y la vida te da sorpresas. Dos adultos y un anciano, todos inmaduros, obstinados y con resentimiento hacia la vida. Urge se despierten. Una historia de vejez y enfermedad, y al mismo tiempo, una historia sobre las crisis y como la necia vida se abre paso, no sin antes cachetearte, restregarte la verdad en la cara y sacudirte. Las mentiras brotan, las máscaras que se ponen los humanos para vivir sin sufrir se van cayendo…

La historia de una familia profundamente ANESTESIADA.

La incapacidad del padre, no puede valerse por sí mismo, tiene un reflejo exacto y duro en la vida de sus hijos, en el cual ellos descubren su propia incapacidad, sus huecos existenciales aún estando sanos.

Magistrales actuaciones, una atmósfera lenta y a veces sin vida que acompaña a la trama de manera muy eficaz. Una crítica mordaz al modelo de familia norteamericana. La usual evasión ante la propia vida es la emoción central de la película. La rabia ante el reconocimiento de la vulnerabilidad humana, la propia y la ajena.

Wendy Savage (Laura Linney) es una oficinista de segunda que vive de la ilusión, de su sueño no cumplido de una beca para escribir obras de teatro, mientras que su hermano Jon Savage (Philip Seymour Hoffman) es un doctor en filosofía, no mucho más VIVO ni exitoso que su hermana, que da clases en una universidad. Ambos hermanos tienen vidas “muertas”, sin mucha pasión y un tanto artificiales.

En una muy buena película, humana en cada imagen, en cada escena. Una película tierna y a la vez fuertísima, muy dramática. Con giros de humor negro, muy buenos, bien logrados.

Me recordó de momento a los personajes centrales de la película mexicana Párpados azules, hay algo anestesiado en ellos, iguales a Jon y a Wendy. Por cierto, vean también esta peli es muy buena.

 

100 % recomendable

Para trailer en español

Anuncios