Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Qué grande el amor friki

Qué grande el amor friki

 

En éste ya no tan principio de siglo XXI, el término friki se usa para denominar a una persona (o grupo) que tiene un comportamiento o una apariencia fuera de lo habitual y que están interesados en un tema determinado o hobby del que se considera un especialista. Se les ha vinculado con la informática, las películas, los comics, las series de ciencia ficción, los juegos de rol, etc. 
Pensaba yo: ¡qué bueno sería que TOD@S nos volviéramos frikis del espirítu!, que estuviéramos tratando de volvernos especialistas en el amor, en las emociones positivas, en el crecimiento personal, en las relaciones con otros seres humanos, el buen trato al medio ambiente y a los otros seres vivos. Sería fantástico. (Hoy me mandaron por ejemplo una petición para una nueva ley: prohibir los circos con animales en México; yo firmé y luego me dije: ojalá nos interesa a los humanos no andar divirtiéndonos torturando animales. Pobres animales encerrados, hacinados y a veces hasta pasando hambre. A mí me gustan los circos pero SIN ANIMALES.)
¡Qué fastidio! Normalmente los seres humanos nos volvemos fanáticos de cosas que no producen beneficios comunitarios ni humanitarios. Imaginen que todos fuéramos fanáticos del cuidado al medio ambiente, hoy por hoy ya hubierámos logrado detener el calentamiento global, se los aseguro. Y yo me sentiría feliz de dejarle un mundo mejor a mi querido hijo.
Se acerca el mentado día de los enamorados, a mí -no lo niego- me asalta mi lado cursi en estas fechas, pero también creo que es un día no sólo para entrarle al consumismo y regalar cosas y gastar, como acostumbramos, sino más bien para pensar y reflexionar sobre nuestra relación con el AMOR. Sí, no estoy hablando de mi relación o tu relación con tu pareja, novio, ex, futuro romance, sino sobre el amor en sí mismo, como don y derecho humano. El amor es con MUCHO la única solución para todas las problemáticas del planeta y de la especie humana, todos los sabemos. Sólo que a veces (por no decir casi siempre) se nos olvida. Sí… sonará muy friki, es cierto, pero es la verdad absoluta, la respuesta absoluta a todas las preguntas humanas.
Te invito a pensar un poquillo en el amor, a escribirlo sobre papel, a ilustrarlo con bellas imágenes. Haz un mapa sobre el amor, una representación de él. Regala a la persona que amas algo hecho por ti, es mucho más significativo que un regalo caro de una tienda comercial o una invitación al restaurante más chic de la ciudad. Las cosas sencillas son las que realmente llenan la vida, hacen que el sentido propio que ya la vida tiene reluzca, salga, se haga evidente para nosotros. Celebra a tus buenos amigos. Son los que siempre están a pesar de los derrumbes y cataclismos amorosos que se te presenten, igual con tu familia.
Imaginando lo que sería volverse friki del amor elaboré este decálogo, mi pequeño regalo del día del amor y la amistad para mis lectores. 
Decálogo de un friki amoroso  
  1. Ante cada experiencia de la vida -buena o mala- siempre responde abriendo su corazón y aceptando lo que pasa.
  2. Para un amigo o familiar que necesita compañía y amor siempre tiene tiempo y buena disposición. También vela por el cuidado y respeto por las otras especies que habitan en el planeta y por la Tierra misma: Gaia.
  3. Cada segundo de su vida deja que la música de su corazón sea interpretada, cantana, bailada, tarareada. Sabe que su corazón siempre ha tenido música y cuando siente que está apagada o que suena bajito resetea su alma para que no haya interferencias. Tiene la intuición de que el on se activa cuando da amor y el off cuando no ama incondicionalmente.
  4. Deja libre su vulnerabilidad, la muestra ante los otros, sabe que no tiene nada de malo ser un ser HUMANO. Aunque algunos y algunas así lo crean.
  5. Lee todo lo que haya sido escrito sobre el amor, lo lee en las hojas, en los ojos de la gente. Busca a través de la disciplina aprender el arte de amar y a ser amado.
  6. Escucha lo que tienen que decir los niños y los ancianos, simplemente son personas con otras edades, pero iguales en inteligencia para los asuntos del corazón. Los niños aman porque sí y los viejos… por “por qué no”. Aman de forma natural. Ellos tienen muchas lecciones de amor que darnos, el friki amoroso las recibe sin juzgar.
  7. Sabe que ser friki no es ser fanático obseso sino estar interesado por el mundo, por la gente, por los otros. Afición proviene del latín “amar a” por eso ama al amor y a lo que su fuerza sanadora implica.
  8. No se compara con las demás personas y deja que cada quién sea libre de amar a su manera. Elige amar a todos con sus diferencias.
  9. Es una persona que sabe poner límites en su vida, decir que no cuando sea necesario. Tiene una certeza: el amor por el otro siempre parte de amarse a uno mismo. Es una persona que se respeta y ama completa y profundamente, y si tiene dudas al respecto (como a todos nos pasa alguna vez) busca soluciones amorosas, caminos nuevos, tratando de curarse, de rodearse de paz.
  10. Cuando ama a alguien no exige ni trata de controlar a esa persona, la o lo deja ser libre.
Para los que quieren un corazón alado les regalo la contundencia de estas palabras de Osho:
El amor no es un negocio, así que deja de tratarlo como tal. Sino, malograrás tu vida, el amor y todo lo que hay de hermoso en ello, porque todo lo que es bello no es en absoluto negociable. El negocio es la cosa más fea del mundo, un mal necesario. Pero la existencia no sabe acerca de negocios. Los árboles florecen, no es un negocio; las estrellas brillan, no es un negocio y no tienes que pagar por ello y nadie te exige nada. Un pájaro viene y se posa en tu puerta, te canta una canción y no te pide un certificado o algo así. Ha cantado su canción y luego, muy contento se va volando, sin dejar huellas. Así es como el amor crece. Da y no esperes a ver cuánto puedes conseguir.” 
Abrazos,
Taika 
Anuncios