Etiquetas

, , , ,

¿Qué tan zombis se han vuelto últimamente?

A veces la misma vida es la que te cachetea, DESPIERTA TE DICE, y hace aparecer como punto sin retorno algún aspecto de ti misma/o (de tu deseo) que habías dejado entre paréntesis o postergado. Cuando eso sucede ese aspecto adquiere MÁS significado y valor ante tus ojos, se vuelve urgente. En las relaciones de pareja sucede a menudo que en nombre del pacto inicial de amor agarramos algún deseo y lo ponemos en MUTE, en espera. Pero con el tiempo, con las experiencias vividas en pareja e individualmente, de pronto LO POSTERGADO nos parece URGENTE. Deseos que te parecían negociables, de pronto se revelan impostergables, imprescindibles. Ejemplos: tener un hijo, mudarse juntos, estudiar una carrera, cambiarte a un mejor trabajo, armar un proyecto personal, viajar.

Si nuestra pareja no reacciona, ACTÚA, ante nuestra necesidad, ese primer pacto del que surgió el amor, SE QUIEBRA. El dilema original, EL TUYO (interno), se presenta (y te atormenta en tus pensamientos) con más fuerza y vitalidad que nunca. Si el pacto de pareja no se replantea AHORA, si no hablas ni comunicas lo que te pasa, y tu necesidad es ESCUCHADA, considerada, el amor que sientes lentamente muere o se convierte en el resentimiento que suele unir a las parejas modernas. Siguen juntos (sí es posible) pero son o serán una especie de entes artificiales y aislados, compañeros sin vitalidad, sin vínculo emocional, SIN intimidad. Estos puntos sin retorno son más comunes de lo que la gente imagina y son la causa principal por la cual el amor entra en un adormecimiento fatal que lo lleva hasta la muerte.

Lo que mata al amor no es la falta de decisión del otro (o de la otra) sino que tus necesidades no le parezcan importantes, que éstas no sean escuchadas, y sobre todo que él o ella NO actúe (indiferencia, subvaloración de tu necesidad, etc), no haga nada que tome en consideración lo que tú sientes, piensas y quieres. Si tú aceptas eso, si replegas tu deseo nuevamente, y tampoco TE escuchas terminarás siendo un TRISTE ZOMBI más que camina por esta ciudad: INCONSCIENTE, ALETARGADA/O, DESOLLADA/O, MEDIA/O MUERTA/O.

A veces ambos miembros de la pareja ni se escuchan entre ellos ni saben identificar sus propios deseos postergados y la necesidad que tienen de llevarlos a cabo, viven con la ansiedad que sienten pero no saben (identifican) la fuente de dicha ansiedad. Piensa, reflexiona, analiza el pacto inicial de pareja, ve qué de ese pacto sigue siendo vigente o si ya se ha vuelto caduco y necesita una reformulación. Habla, habla, habla con tu pareja. La incomunicación perenne MATA.

PD: ¿Te parece horrible la foto de este artículo? Reflexiona sobre lo leído y mira con detenimiento  tus fotos con tu pareja. ¿Qué tan zombis se han vuelto últimamente? Ésta es una buena pregunta.

Anuncios