Etiquetas

, , , , , ,

El acoso es muy común cuando has decidido terminar una relación y la otra persona (hombre o mujer) no quiere aceptarlo. También es habitual entre compañeros de la escuela o de la universidad por las razones que sean, incluso sin razones. Tambien existe en el ámbito laboral. Hay muchos tipos de acoso, investiga sobre ellos si lo estás padeciendo: sexual, laboral (mobbing), escolar (bullying), acecho o persecusión (stalking), ciber-acoso (en línea, on line). En ocasiones los acosadores son de identidad desconocida como sucede en el Internet.

A veces nos empeñamos en que sea el otro o la otra quien cambie o altere sus rutinas  y actitudes, y no nosotros. A menudo defendemos nuestros espacios y estilos de vida (o de trabajo) como si nuestra existencia, integridad e identidad dependiera de ello, e insistimos en hacerlo de la forma “buena”, la verdad no pasará nada e insistir en eso sólo nos lastima a nosotros. No tiene sentido rogarle a alguien que te está acosando en que te deje en paz, que deje de hacerlo por la vía “noble” (hablando, conversando, “por las buenas”), no escuchará ni cambiará nada. Tú eres quien debe hacer los cambios y defenderte ya.

Algunos de los casos que me llegan a mi blog: 1. No quieres que él o ella te moleste más por celular, mail, facebook, twitter, blog o el medio virtual que sea; 2. Te persigue, acosa, hackea tus cuentas, deja mensajes horribles en tu blog, circula tus fotos sin tu permiso o usurpa tu identidad; 3. Te sigue a todas partes donde vas y se aparece en los espacios que frecuentas (bares, fiestas, escuela, universidad, trabajo); 4. Acosa a tus amigos y amigos, o familiares.;  o 5. Manipula todo a su conveniencia. A veces se presentan todas las opciones anteriores juntas. No desesperes y ACTÚA.

Acciones

-Cambia tu número de celular y de teléfono fijo. Sólo compártelo con las personas que quieres que te localicen y no coloques tus números en las redes sociales ni en ningún otro medio virtual. Que las personas que no saben tus teléfonos te localicen vía e-mail, es más seguro. Pídeles a los que saben tus números que bajo ningún concepto se lo den a la persona que te está acosando.

-Bajo ninguna razón, NINGUNA, respondas sus mensajes en ningún medio. Si se trata de redes sociales borra sus mensajes y de inmediato bloquéalo. No comentes en tu muro que esa persona te acosa simplemente borra el mensaje y bloquéalo.

-Cambia tus rutinas. No te vayas siempre a los mismos sitios ni por el mismo camino. Varíale. No avises en las redes sociales todo lo que harás en los próximos días. Y si lo haces configura tus mensajes del muro (facebook o perfiles en las redes sociales) para que sólo lo puedan ver tus amigos cercanos.

-Denúncialo en los medios virtuales. En facebook y la mayoría de las redes sociales tiene la opción de denunciar a alguien si está persona usurpando tu identidad o está usando tus fotos sin tu permiso.

-Utiliza las opciones de privacidad de las redes sociales y haz una lista pequeña de personas que sí pueden ver tus archivos, mensajes, notas o eventos. Trata de no poner a nadie que no conozcas realmente y si lo haces (por las razones que sean) edita la configuración para que dicha persona solamente pueda ver la información mínima sobre ti y lo que haces o estás por hacer.

-Utiliza las opciones que te dan los medios virtuales para evitar que esta persona tenga acceso a tus datos, actividades y demás (bloquéalo/la en las redes sociales, en tu mail).

-Denúncialo/a (legalmente) y abre un expediente del caso para sentar precedentes. El delito de acoso se persigue por querella así que tendrás que ratificar cada tanto tu denuncia. Pide que hagan una caución y que esta persona no pueda acercarse a ti de ninguna manera. Esto en los casos donde el acoso es de una persona que conoces.

-Si has sufrido violencia física , acude de inmediato a la delegación o instancia adecuada a hacer tu denuncia, no te bañes ni arregles antes de ir, acude de INMEDIATO ante las autoridades acompañada/o de una persona de tu confianza.

-En los casos de acoso laboral o sexual (en el trabajo o en la escuela) denúncialo/o en el departamento de Recursos Humanos y en el área legal de la empresa, o ante la Dirección de la escuela o universidad.

-Programa tus blogs para deshabilitar el botón derecho del mouse (ratón), esto evitará que tu acosador/acosadora copie tus fotos y las utilice para fines indeseables. Pídele a alguien que sepa lenguaje HTML que lo haga si no sabes cómo.

-No dejes que te filmen videos que luego puedan usarse para acosarte. Mejor cuida tu privacidad. Aunque ahora estés bien con tu pareja nunca sabes lo que pasará en el futuro. Si filmas contenidos sexuales sobre ustedes, asegúrate que éstos sean borrados de inmediato luego de que los vean o utilicen para excitarse o lo que sea. Igualmente con las fotos de contenido sexual.

-Guarda todos sus mensajes de agresión en algún lugar, no los estés leyendo diariamente, pero guárdalos, nunca sabes para que te pueden ser útiles. No los borres ni botes (sobre todo en el mail, que traen fecha y remitente), sólo guárdalos por ahí donde los tengas a la mano sin tener que verlos todos los días. Siempre que le escribas a este persona (si no te queda otro remedio, por ejemplo en los casos de acoso laboral) cópiale a otra persona antes de darle al botón de enviar. Lo más adecuado es que la persona que copies sea un superior tuyo o las personas de Recursos Humanos de la empresa.

-No subas tantas fotos tuyas a la web, no subas todo lo que haces, sólo lo más importante (y asegúrate de que tus fotos estén protegidas o con un nivel de privacidad alto), es peligroso exponerse tanto en estos días. En especial si ya estás viviendo un acoso.

-Coméntale a tus amigos y familiares tu situación con la persona que te acosa, pídeles que se cuiden y que no contesten tampoco sus mensajes ni acudan a ninguna cita con él o ella. Cuéntale a tus padres también. Diles que no compartan ninguna información sobre ti con esta persona. Sé específica/o y clara/o, no te andes con insinuaciones sino dilo tal cuál es, “fulanito o fulanita me está acosando”.

-No aceptes bajo ninguna circunstancias, ni que te amenace con lo que sea, verte a solas con la persona que te acosa en ningún sitio público o privado.

-Si tus hijos están en peligro con más razón denuncia a la persona que te acosa (o que los acoso a ellos), aunque sea el padre o la madre de tus hijos. También busca ayuda de un abogado ya.

-Si tu hijo o hija te dice que alguien la/lo acosa, no dudes de sus palabras y apóyala/o. En las situaciones de acoso la acosada o acosado se siente muy desprotegido y en el total abandono. Actúa ya.

-Guarda la calma y si ves que la situación te rebasa emocional o psicológicamente, pide ayuda, busca un psicólogo ya. También consulta a un abogado y checa cuáles son las opciones que tienes para defenderte.

Anuncios