Etiquetas

No tiene nada de genial darle y darle a tu pareja lo que crees que esa persona necesita. Lo GENIAL es que te ocupes con tu corazón en la mano de ver qué necesita tu pareja, que te ocupes de escucharla(lo) atentamente, y darle justo ESO -aunque te cueste más. Y porsia: no hablo de cosas materiales.

Valga este comentario también para los hijos. Que en vez de estar pendientes de ellos, de sus necesidades, estamos más pendientes de ser buenos padres y llevarnos el premio de los mejores padres del año. Los hijos, digo yo, no necesitan padres con premios, necesitan padres humanos, imperfectos como son, con quienes conversar de forma cercana, honesta. Empieza por recordar que tú también fuiste niño, adolescente y demás, eso ayuda mucho. Recuerda qué necesitabas tú a esa edad. No hoy, sino a esa edad.

Nadir Chacín

Anuncios