Etiquetas

Cuando uno es migrante la vida en el país que uno elige transcurre diferente. Es como si el tiempo se inventara otra vez o pasara a otro ritmo.

Este año no sólo cumplo 39 sino también cumplo 10 años en México. He visto amigos llegar e irse para no volverlos a ver nunca, me he reencontrado y despedido no sé cuántas veces de los que más amo en un aeropuerto, he visto con extrañeza costumbres que ahora yo tengo.

He aprendido palabras nuevas de mi propio idioma, el español, hasta hace 10 años pensaba que sabía bien mi lengua materna jejejeje, pero todos los días aprendo palabras nuevas. Me he enamorado de hombres mexicanos. Me he acercado a México de la mano de mexicanos y tratado de entender sus formas, sus códigos de comunicación tan distintos a los que yo aprendí en Venezuela.

Me he sentido una mujer escindida, partida en dos, con un pie en Venezuela y otro en México. Me he reconstruido a ratos, me he dado “madrazos” terribles de vida y aquí sigo. Me han dado “putazo parejo” y me han abrazado también. He rellenado huecos de mi alma y continúo en ello reconstruyéndome.

Estando en Caracas he extrañado México y mi hogar en DF. Me he sentido infinitamente vulnerable como nunca pensé que se pudiera sentir un humano y aquí sigo. Cambié de rumbos varias veces. He tenido nuevos hijos-libros. Tengo buenos amigos-familia. Un huerto en mi balcón. Pero sobre todo: AQUÍ SIGO con ganas de continuar, de caminar, de aprender y en este instante jajaja de echarme un TEQUILA y de bailar. :))))

No me arrepiento de nada. (Se dice fácil pero no lo es.) He tomado malas decisiones y buenas, pero no me arrepiento la neta porque he vivido. Vivir con intensidad se dice fácil pero no lo es. Vivir es lindo y también duele. Hoy a mis 39 añitos reitero mi pacto con la vida porque no quiero ser un zombie que anda por este mundo sin que nada le mueva.

Celebro estar viva y que el mundo y la gente me importa. Celebro que sigo cantando y tarareando canciones todo el día como siempre, desde que era una niña. Gracias a todos y todas los que se han cruzado conmigo en esta efímera y hermosa vida. Gracias a los que siguen a mi lado. Gracias a los que más nunca vi ni veré. Gracias a todos y todas los que me leen siempre.

Anuncios