Etiquetas

, ,

¡Les deseo la mejor de las suertes y feliz año nuevo 4.709!

Dicen los sabios que este Año del Conejo de metal viene con todo. Es el año de la formalización de parejas y también de las canas al aire. El año -igualmente- de las relaciones fuera de los estereotipos como el poliamor, los swingers y toda clase de mezclas divinamente pecaminosas. :) Dicen también que es el año de los negocios que se empiezan por cuenta propia, de los emprendedores. (Ojo: con los créditos de todas formas.) Este año también es más hogareño y -aunque algunos tenderemos a alocarnos en cuestiones del amor jejeje (por lo que dije arriba)- hay una tendencia marcada hacia la vida del hogar, familiar, más tranquis. Mejor que el año del Tigre, el pasado, sí será, en eso coinciden la mayoría de los especialistas. No será un año maravilloso y come flor, pero mejor sí.

Por lo que he leído es recomendable armarse este Año del Conejo de metal con herramientas psicológicas y emocionales para la resolución de conflictos, sobre todo los interpersonales. Habrá confrontaciones a la orden del día, mejor es que sepamos cómo manejarlas. Será un año digamos más íntimo en el sentido de que la energía que más se gastará o empleará, es la que se invierte en la esfera de Lo privado, hacia dentro de nosotros mismos, en nuestros vínculos más cercanos, y no tanto hacia afuera.

Quiero agregar que El Conejo nos trae y nos exige gentileza. Ternura. Pero no ingenuidad, ojo. También es conservador en sus acciones. Que no es lo mismo que ser miedoso. Es cuidadoso. Por ser de metal este año del Conejo tiene características especiales también es ambicioso, mucho. Es un rudo con carita tierna. Así que cuidado con los extremos porque se puede volver muy frío y hasta insensible. Estaremos sobre todo muy preocupados por la estabilidad en términos de confort, así que no olviden atender su estabilidad emocional y entrarle a la diplomacia y especialmente a la negociación.

Quisiera decirte que no, pero será un año lento, en el que es mejor ocuparse de poner en orden lo que está desordenado, aprovechando ese ritmo más orgánico que tendrá este año del Conejo de metal. Sé prudente así como este Conejo, sé conservador. No te dejes llevar por impulsos viscerales, es un año en que es aconsejable pensar mucho antes de actuar.

En definitiva, no son tiempos de arrogancia, altanería, caprichos ni orgullo, cuenta hasta 100 antes de renunciar a tu trabajo, dejar a tu pareja (no aplica a casos de violencia intrafamiliar) o mudarte. Paciencia, mucha paciencia. Los chismes y las “guerras” dentro de los espacios laborales este año proliferan, sugiero que lean mucho sobre el acoso laboral y que se instruyan en la resolución sana de conflictos.

Cuando estés en la noche con tu almohada reflexiona: ¿Cómo puedo convertir este problema en algo positivo? o ¿cómo puedo aportar algo y no destruir o criticar nada más? Eso hará tu existencia más sencilla en este año del Conejo de metal.

Y para este jueves de libros. Ahí les va: “Tío Tigre y Tío Conejo”, de Antonio Arráiz, Monte Ávila Editores. (Yo crecí leyendo estas historias.)

“En los cuentos de Tío Conejo el personaje principal es un ser común: generalmente es más pequeño, más débil que el otro con quien se enfrenta. Gracias a su sagacidad y casi siempre sin más ayuda que la del mismo contrincante logra su objetivo. Las acciones que realiza Tío Conejo son ordinarias, por lo cotidianas, y los problemas que afronta atañen solamente a la supervivencia, a colmar necesidades instintivas. Cuando el niño escucha los relatos de Tío Conejo se pone de parte de éste y se alegra al ver cómo ese pequeño vence al que lo supera en tamaño o en fuerza valiéndose únicamente de la sagacidad, la astucia y la picardía.”

Antonio Arráiz (Venezuela, 1903-1962). Escritor, Periodista y poeta.
Fuente de la reseña del libro: María Clara Escobar G. y Criando Pallares B, Revista Huellas.
Estas historias me las recordó hoy @jimeneydas (Aarón Arboleyda) por twitter. Gracias, Aarón.

Nadir Chacín

Anuncios