Etiquetas

, , , , , , , , ,

¡A la cuenta de 3 hagan caras!

Sexto Encuentro del Círculo Humano, 26 de mar 2011. Asistieron: Sonia García, Solangel Valencia, Leticia Carrera, Arturo Herrera, Rosamaría Hernández, Patricia Montserrat, Alan Aguilar, Carolina Eslava, Belkys Pineda, Cecilia Anaya, Javier Castellanos, nuestro invitado especial José Alfredo Cruz Lugo (¡Gracias!), Jesús Eduardo López (Gracias por las fotos) y Nadir Chacín. Mira más fotos

José Alfredo Cruz Lugo comenzó su participación proponiéndonos al grupo que construyéramos frases empezando por: “Las mujeres somos…” o “Los hombres somos…”.  Y nos sugirió tratar de no ser políticamente correctos y decir lo primero que se nos viniera a la mente.

“Las mujeres clavamos a las otras mujeres puñales por la espalda.” “Los hombres son complicados.” “Las mujeres son laberintos (a veces sin salida) y los hombres son rompecabezas (que a menudo le faltan piezas).” “Los hombres son básicos, prácticos, y las mujeres somos complejas.” “Las mujeres y los hombres somos vecinos distanciados de un condominio.” “Las mujeres y los hombres somos lo que decidimos ser.” “Las mujeres y los hombres somos rete-igualitos.” “Las mujeres y los hombres somos víctimas del Patriarcado.”

Estas frases generaron una conversación bien prendida y polémica. Resumo algunas llamadas de alerta para la construcción que estamos haciendo sobre los géneros y sobre cómo llegar a un equilibrio.

10 llamadas de alerta sobre los roles de género

1.- Revisar las creencias que tenemos sobre la femineidad y la masculinidad. Tratar de no reafirmar estereotipos.

2.- Prestar atención y volvernos conscientes de los modelos familiares que aprendimos durante nuestra infancia. Analizar los roles de género que han ejercido en sus vidas tus figuras fundantes: madre, padre, abuela, abuelo, hermana, hermano, etc. ¿Qué características (actitudes, pensamientos, creencias, costumbres, maneras de ver la vida) de esos roles de género has repetido? ¿Cuáles características de esos roles ya no deseas seguir repitiendo? ¿Cuáles sí te son cercanas y útiles?

3.- Analizar si en el empeño de no parecerte a alguna de esas figuras no te has ido hacia el otro extremo negándote la posibilidad de ser tú misma/mismo o de  satisfacer una necesidad o un deseo inconsciente que has reprimido hasta hoy. Ejs.: “Mi madre era un mujer sumisa y me prometí a mí misma no repetir ese modelo, por lo tanto me he vuelto una mujer violenta con los hombres”, “No quiero tener hijos porque de niño mis padres me lastimaron y me abandonaron”, “No me maquillo ni arreglo porque las mujeres de hoy no tienen que ser femeninas para poder sobrevivir en un mundo machista”.

4.- Ser honestas y honestos con nosotros mismos y con los otros sobre qué es lo necesitamos de nuestras relaciones, qué queremos y deseamos hacer, cómo queremos ser tratadas/os y cómo queremos tratar a los demás. La única manera de que otro humano pueda comprender lo que nos pasa es diciéndole puntualmente, con apertura y respeto lo que requerimos de él o ella, de qué manera necesitamos que nos acompañe en la vida que construimos juntos. Practicidad. Asertividad.

5.- Darnos a nosotros mismos lo que necesitamos, la parte imprescindible de todo lo que necesitamos (amor, respeto, valoración positiva, etc.), ya que nadie (ni hombre ni mujer) llenará el vacío que tú estás dejando cuando no te atiendes a ti misma/o. (Y tampoco tiene el deber de hacerlo, honestamente.)

6.- Para quienes tienen hijos: ser críticas/críticos sobre la forma en que estamos educándolos sobre los roles de género, si hemos favorecido a alguno de nuestros hijos en detrimento de los otros. Ejs.: “Mi hijo puede estudiar lo que quiera, mi hija tiene que quedarse en casa a cuidar a la abuela y atender las labores del hogar”, “Mi hijo llega a la hora que quiera, mi hija tiene horario de llegada”, “Mi hijo no puede estudiar música, arte, poesía, porque eso es para maricones”, “No dejo que mi hijo lave los trastes, eso no es de hombres”.

7.- Aprender a poner límites en las relaciones interpersonales y laborales. Decir “no” oportunamente y de forma contundente cuando sientas que alguien está excediendo tus límites no te hace una persona “violenta”.

8.- Ser inteligente. Desarrollar habilidad de respuesta ante situaciones cotidianas en las que seas tratada/o de forma violenta nada más por tu género. Tener pensadas estrategias que te permitan salir de los círculos viciosos que se crean sin ponerte en riesgo. No romper tus redes de apoyo (amigos, familia, instituciones) es un factor estratégico importante.

9.- Ser flexibles con el contenido de los significados “ser mujer” o “ser hombre”. Abandonar la pretensión de crear nuevas femineidades o masculinidades y tratar de encontrar en las que ya tenemos las maneras de llegar a un equilibrio como seres humanos.

10.- El trabajo de equilibrar lo que vemos desequilibrado socialmente con respecto a los roles de género empieza por un trabajo de crecimiento personal. ¡Manos a la obra!

José Alfredo nos pidió finalizar el Círculo Humano con nuevas frases que empezaran por: “Yo decido…” o frases libres.

“Yo decido no ser un ser humano violento y machista encerrado en el cuerpo de una mujer.” “Yo decido ser yo.” “Yo decido ser hombre y defender mi derecho a la ternura.” “Los estereotipos son de Venus y de Marte.” “Los hombres y las mujeres somos un proyecto constante de construcción y comunicación.” “Las mujeres son de la tierra… y los hombres también.”

Testimonios de 2 participantes asiduos del Círculo Humano sobre su experiencia en este encuentro

“Varias Progestinas y algunos Testos se sentaron en círculo para hablar de sus diferencias, lanzaron definiciones varias: Complejos, ellos, cuchilleras, ellas; básicos y elaboradas; rompecabezas inconclusos y laberínticas extraviadas; primitivos adolescentes los unos y brujas o arpías las otras. Con estos axiomas se precisaba al comportamiento de género; desde el estado patriarcal, la sociedad que circunda y presiona, la enseñanza de los padres, las relaciones de poder o la velocidad de la vida. Hablaron de las Progestinas masculinas y de los Testos femeninos, del cambio de roles y hasta de la usurpación de ellos, de la conformidad de algunos y la virulencia de otros. Al final fue claro que no nos gusta, a Testos y Progestinas, ser utilizados, usados y desechados, violentados, acosados ni olvidados; hubo, entonces, más concordancias que diferencias y, estas últimas, resueltas con tolerancia, oído atento y palabras honestas. Así, el círculo terminó con abrazos y besos sin diferencias.” Arturo Herrera

“El hombre y la mujer fueron perfectamente creados desde un principio sólo con diferentes responsabilidades que tienen que asumir cada uno, pero esto no quiere decir  que nos tengamos que  limitar  podemos romper esquemas para llegar a ser iguales en todos los aspectos. Y sobre todo mirar nuestro interior, reflexionar y ver en que debo mejorar como mujer o hombre, sin quitarle al hombre su rol y tampoco a la mujer. Pero la construcción comienza por uno mismo. Los animo a que sigan con estos temas de vida. Muchos éxitos en todos los encuentros que vengan.” Solangel Valencia

El próximo Círculo Humano es el sábado 30 de abril, 11-14 horas, en Parque México, Condesa, México D.F. Más información sobre el Círculo. También puedes UNIRTE al grupo de facebook de nombre Círculo Humano: circulohumano@groups.facebook.com En twitter haz un search al hashtag: #circulohumano. (Mi twitter es @nadirchs)

Entra y ve las fotos del Círculo Humano http://circulohumano.jalbum.net/

Album de fotos en mi facebook

Nadir Chacín

 

Anuncios