Etiquetas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Que cada día termine en una noche es algo admirable. Bien podría habérsele ocurrido al que nos trajo aquí ponernos en un escenario monótono y perpetuamente iluminado.

Nadir Chacín

Les dejo este comentario de mi facebook de Rubén Pesquera Roa:

“Nadir, me viene a la memoria una novela de Ursula K. Le Guin, “The Beginning Place”, en donde existe un mundo alternativo del que entran y salen los protagonistas. No hay ni día ni noche, sólo un crepúsculo perpetuo —un crepúsculo en sus dos acepciones: o una aurora eterna o un ocaso inmutable—.”

Anuncios