Etiquetas

,

Quiero que éste sea un martes de relax. :)

Hoy le estaré compartiendo fragmentos de mi libro “Senderos de paz” (Alamah). Info en: http://nadirchacin.com/senderosdepazdenadirchacin/

Epígrafe de mi libro

“… para que una montaña pueda desempeñar el papel de Monte Análogo es necesario que la cima resulte inaccesible, pero que su pie sea accesible a los seres humanos tal como la naturaleza los ha hecho. Es necesario que sea única y que exista geográficamente. Pues la puerta hacia lo invisible debe ser visible”.
En: “El monte análogo”, René Daumal, 1952

Anécdota del epígrafe
Un día cuando trabajábamos en la edición del libro “Arca de Guadalupe” (Ed. Jus) Adolfo Castañón llegó muy misterioso con un paquetico de regalo para mí y me dijo: “Léelo, es el Monte Análogo, fue escrito para ti”. Me fui a casa con el libro, hasta ese momento desconocido para mí, y me encantó, TANTO que lloré y lloré cuando terminé de leerlo. Quise hacerle un homenaje a mi sentir sobre ese libro y puse este fragmento en el epígrafe de mi libro “Senderos de paz”. ¡Gracias, Adolfo!
Fragmentos
“Al conjunto de prácticas que definen a una ciencia durante un tiempo específico se le llama PARADIGMA. Éste se refiere a un modelo, a un ejemplo a seguir, a la forma definida en que una ciencia establece su objeto de estudio (qué quiere observar, describir y analizar), el tipo de preguntas e hipótesis que se hará, cómo lo investigará (sus métodos y técnicas) y cómo interpretará los resultados de sus investigaciones. De igual manera, el paradigma define cómo se realizarán las experimentaciones y qué instrumentos se emplearán para ello. En un sentido más genérico, donde también estás incluido tú, un paradigma es también una forma de observar y entender el mundo que nos rodea, y por lo general se circunscribe a una época de la historia o a una cultura específica; en otras palabras, es una cosmovisión. Ésta incluye experiencias, creencias, valores, imaginarios, expectativas, sueños, miedos, juicios, etcétera. Los tuyos y los míos.
Una característica sorprendente de cualquier PARADIGMA radica en que una misma comunidad lo comparte, las personas se identifican con él y esto genera una suerte de identidad relacional (¡todos creemos lo mismo!) que te provee una seguridad colectiva y hace lo mismo por cada uno de “tus iguales”. La otra característica, igual de asombrosa, es que el paradigma se genera en la práctica y no existe de antemano sino que surge a medida que lo utilizamos. Lo definen y modelan quienes creen en él y lo emplean como un acuerdo social que estructura su mundo o su oficio. Parecería que el exclusivo mundo de la ciencia no pudiera funcionar como el de una sociedad cualquiera (¡son científicos, por Dios! diría algún defensor de la objetividad), pero ambos mundos son muy similares en las formas en que opera el paradigma, cómo se crea, qué legitima o justifica; incluso cuando el modelo se cambia por otro diferente, el proceso de transformación se parece bastante… (¡Los científicos también somos humanos, aunque a veces se nos olvide!).”
En: “Senderos de Paz”, pág. 33-34.
Seguiré subiendo fragmentos durante todo el día. :) Nos vemos al rato.
PD en miércoles: Ayer me quedé sin conexión todo el día, espero hoy se acomode el servicio.
Nadir Chacín
Anuncios