Etiquetas

, , ,

Muchos de los grandes artistas y genios del mundo fueron considerados malos estudiantes durante la escuela. Hoy me entero que Escher es uno de esos casos también. Más info para mi idea de que la famosa educación “integral” sirve para tres pepinos. Ya es hora de crear una educación que esté abierta a las diferentes formas en que los niños y los jóvenes aprenden. No todos son iguales y no tienen por qué serlo tampoco. ¡Qué afán ese de andar normalizando gente!

Especialmente para los padres y las madres que leen esto: Yo odiaba la escuela. Siempre fui mala estudiante hasta que empecé la universidad, allí me encontré con la Antropología, con su manera de ver al mundo lleno de gente diversa. Nunca más me aburrí en una clase, la apatía se esfumó y hasta hice licenciatura, maestría y doctorado. Si alguien me hubiera visto en la secundaria no habría ni siquiera imaginado todo lo que orgullosamente digo que he logrado en mi trayectoria académica. Ojalá uds. tengan una visión más amplia y encuentren el tipo de educación que le viene como anillo al dedo a las particularidades de sus hijos e hijas.

Sobre todo los niños y las niñas que tienen inclinaciones artísticas literalmente sufren en las escuelas tradicionales, más aún si sus respectivos progenitores no tienen esas mismas inclinaciones y no entienden lo que les pasa. Ojito. A ver si el famoso Trastorno de Déficit Atencional (TDA) no viene siendo una patraña para mantener a los niños normalizados y drogados con químicos como el Ritalín (metilfenidato). Antes de darle esas porquerías a sus hijos busquen otras opciones educativas.

Lee, infórmate, busca hasta que encuentres.

Nadir Chacín

Video vía Javier Rey

Anuncios