Etiquetas

, , , , , , , ,

Feliz año nuevo 2012 a quien lee estas letras

A finales del año pasado escribí este post Siglo XXI. Del combate y sus sobrevivientes, este escrito es una resolución amorosa para aquella ácida y necesaria sacudida. Ésta es mi postura ante la vida.

No me llevarás la contraria: todo humano vivo es un sobreviviente, pero todo sobreviviente per se no es un hacedor. Tampoco podrás negar que cada persona está buscando algo, tú también. Aceptarás que hay gente que tiene serias dificultades para encontrar. Para buscar todo el mundo tiene habilidades, venimos preparados para hacerlo. Somos mamíferos, somos. Nacemos con un chip inserto en nuestro cuerpo para la búsqueda.

¿Qué es lo que permite que logres “encontrar” algo?
Decía Picasso, “yo no busco, yo encuentro”. Todo lo que has vivido es el resultado de una escuela para estar vivo/a, para Ser, para compartir. ¿No es el método de esta escuela absurdamente brutal? Vaya que sí. Estoy de acuerdo contigo. Hay quien asegura que somos responsables de todo hasta de enfermarnos, pedimos estar aquí y por eso vinimos, pero en los momentos tristes lo que sentimos es que nadie nos preguntó si queríamos venir y menos aún nos dejaron decidir las condiciones en la que lo hicimos. Quizá todos tienen una parte de la razón. ¿Qué sigue?

¿Quiénes son los sobrevivientes?
Son personas como tú y yo que han experimentado tanto dolor en sus vidas que creen que algo se les murió por dentro. Seguro ya te habrás sentido así bastantes veces.

¿Y quiénes son los hacedores?
La palabra hacedor o hacedora designa a una persona que hace, que causa o ejecuta algo. Los hacedores son sobrevivientes que a pesar del dolor todavía se atreven a tener sueños y ponen su energía en la búsqueda de la satisfacción de esos sueños. No son ingenuos e ingenuas, no quieren meter la basura propia y ajena bajo la alfombra, la sacan, la ven, la estudian y tratan de sacar de la basura lo que funciona, lo que sirve. No le temen a lo malo ni quieren que todo sea bueno y ya, no le temen a sacar la basura que se les ha acumulado dentro del alma.

Los hacedores no sólo se atreven a soñar, sino que se levantan y se levantan cada vez que se caen. Los hacedores y las hacedoras son personas con defectos y virtudes, humanas, muy humanas, se permiten a sí mismos construir su mundo, el que desean con acciones, se arriesgan a influir en los demás, asumen ese riesgo, y también se comprometen con el riesgo de mirar hacia adentro de sí mismos y acomodar lo que duele, buscarle salida, renovar y promover lo bonito de la vida. Son una suerte de magos y magas en pleno siglo XXI.

¿Por qué no es tan malo ser sobreviviente?
Porque los sobrevivientes sabemos más, ya hemos vivido, ya tenemos un repertorio de conductas, de emociones y acciones, que nos han permitido seguir aquí, contra todo pronóstico.

¿De qué forma un/a sobreviviente muta en hacedor/a?
Haciendo un análisis de su repertorio de conductas aprendidas que le permita desechar lo que no sirve ahora: en esta nueva fase de su vida. Soltando los traumas propios y soltando el cuerpo del dolor que hemos heredado de tanta historia triste de la humanidad. Siendo compasivo/a hacia afuera y hacia dentro. Aprendiendo nuevas conductas y emociones. Enfocando su energía, también sus neurosis y obsesiones, hacia sueños que estén compuestos de tareas concretas y positivas. Desglosando sus sueños en pequeñas partes, disfrutando la sencillez de juntar tarea con tarea. Dándose el chance de descansar mente y cuerpo cuando lo necesita. Aprendiendo a diferenciar cuando realmente su persona está en riesgo de cuando su mente y el miedo lo/la están aterrorizando sin necesidad. Pasando del pensamiento a la acción. Haciendo equipo con otros sobrevivientes hacedores. Sobre todo, lo último, los sobrevivientes hacedores motivan encuentros y coinciden con otros sobrevivientes hacedores para crear, recrear y disfrutar, sin vendas sobre los ojos.

Nadir Chacín

Recordatorio: XV Encuentro del Círculo Humano, sábado 28 enero 2012, en Parque México, Condesa, México D.F., de 11-14 horas. La semana que viene anunciaremos el tema del encuentro.

Anuncios