Etiquetas

, , , , , , ,

Reflexión sobre un comentario en mi blog. Para Lilia, de 24 años.

Hay padres y madres que no están listos para dejar que sus hijos/as crezcan y tomen sus propias decisiones. Ese tipo de progenitores educan a sus hijos para que éstos los vean y los traten a ellos como si fueran niños. Los papeles familiares se invierten. Llega un momento en que ya no puedes seguir responsabilizando a tus proges por lo que sucede en tu vida. Ya es tiempo de crecer. ¿Que no? A tus papás no les pasará nada si los tratas como lo que son: adultos.

Este tipo de progenitores son muy hábiles manejando la culpa en sus hijos/as. Es tu responsabilidad si cedes a esa manipulación, quien pone los límites eres tú. Poner límites a quien sea, incluso a tus papás, a tus parejas y a tus hijos, no te hace una mala persona, al contrario, es lo que te permite tener una vida más equilibrada, armónica y feliz. Así yo lo veo. A mí me cagan las manipulaciones y los compromisos obligados por alguien más, he tenido que defender mi territorio de paz hasta con las uñas y dientes, eso me ha valido muchas críticas, pero me ha dado más tranquilidad que dolores de cabeza.

Herramienta útil 1: volverte un experto/a en técnicas de negociación.

El amor y el perdón es primero con uno mismo, yo me perdono por tratar a mis padres como unos niños, yo me perdono por poner mi vida en segundo plano, yo me perdono por no darle importancia a mis propias necesidades… etc.

Herramienta útil 2: No tenerle miedo a que las otras personas -sean quienes sean- digan que eres tal o cual cosa… es sano tener una pizca de lo que otros catalogan como ” sociópata sin remedio” o como “egoísta”. :P En la cultura del siglo XXI cualquier persona que establece límites en su propia vida y con los demás a menudo -por no decir casi siempre- será catalogado como alguien egoísta. No esperar que sea de otra forma la interpretación de los demás sobre tu actitud es liberador y te hace libre.

¿Sabes qué es lo más curioso? Que el amor AMOR comienza cuando se corta ese (patológico) cordón umbilical con los progenitores o con los hijos/as, logras ver al otro y amarlo, y el otro logra verte (si quiere y hace su trabajo personal) y amarte. El amor es eso.

Nadir Chacín

“No creo que la culpa se vaya lejos si no hago espacio pá que el presente se haga ancho… no tenga nada con que chocar.” Camila Moreno (Gracias a Javier Castellanos por esta rola.)

¿Te mata la culpa? ¿No sabes cómo defenderte de la manipulacón de tus papás? Lee este post Por mi gran culpa. Segundo adelanto del libro “Senderos de paz”, de Nadir Chacín

Imagen en contexto original

Anuncios