Etiquetas

, , ,

525791_384267521620324_515202775_n

Neta de martes | El amor no se gasta nunca cuando es amor bonito. Siempre me ha parecido triste tener relaciones amorosas con una persona y luego no volverlo a ver. Creo que si has compartido el amor bonito con alguien ese vínculo vale la pena transformarlo en una amistad profunda. Cuando queda la amistad entre dos que se han amado es un síntoma claro de que la relación hizo crecer mucho a ambas personas, ello me parece más importante que el tiempo que la relación haya durado. Esto sólo es posible cuando las dos personas han logrado aceptar lo que hicieron y lo que no hicieron durante esa relación, cuando han aceptado su responsabilidad. La transformación del vínculo lleva su tiempo y el proceso duele. El ejercicio del perdón, el que se da al otro o a la otra y el que se da uno a uno mismo, realmente enriquece y cura. A ambos. Esta transformación del vínculo amoroso en amistad -que es otro tipo de amor- se da cuando ambas personas lo desean y trabajan en transformarlo, cuando se trabaja en dejar la soberbia a un lado, cuando se tiene compasión activa en el corazón. Si una de las dos personas o ambas todavía sufre por la ruptura no es momento para intentar ser amigos. Quizá más adelante.

Ojo. Hablo de relaciones que fueron constructivas, si hubo violencia intrafamiiar o cosas así, obvio no conviene ser amigos. Aclaro eso. No se puede ser amiga/o de un/a ex que te pegaba, por ejemplo, ojo que la violencia psicológica también es violencia. Hablo de relaciones de pareja en las cuales ambas personas crecieron y maduraron como personas desde el mayor respeto posible.

Nadir Chacín @nadirchs
Lee + en https://www.facebook.com/sersiendo

Anuncios