Etiquetas

,

844493649627486_HhyyNPX6_c

A mi hijo Nabil

Los nacionalismos se curan viajando y migrando. Cuando se emigra una vez ya no se siente uno de ninguna parte y eso, lejos de ser malo, es de los aprendizajes más liberadores que un humano del siglo XXI puede adquirir. Quien no tiene país, no “matará” a nadie para defenderlo. Y digo “matará” en términos literales y también amplios, hay muchas formas de matar: de separar, de dividir. Mejor que tener un país, es sentirse de varios países, para con el tiempo no sentirse de ninguno y a mucha honra. Sentirse completa y profundamente de la Tierra y ya. Dicen que hoy entramos en un nuevo ciclo, espero que sea una era donde ya no haya más nadie que se sienta de un país específico, donde todos seamos sólo terrícolas. Por un mundo sin fronteras. Feliz cambio de ERA, mi gente. Namasté.

Nadir Chacín @nadirchs
Lee + en https://www.facebook.com/sersiendo

Anuncios